La profesión de trabajo social promueve el cambio social, la resolución de problemas en las relaciones humanas y el fortalecimiento y la liberación del pueblo para incrementar el bienestar.

Blog Personal de Rocío Cáceres Damas, Directora y Trabajadora Social de Centro Atrade.

domingo, 17 de julio de 2016

La montaña rusa del emprendimiento

Que mal me sentó la mudanza del Centro. Fue horrible. Además de la desorganizacion del traslado, y de los fines de semana trabajando en las obras del nuevo local, cuando ya me vi alli empece a no encontrarme bien.

Comenzamos ya instalados el 31 de mayo, no tuve la sensacion de cuando empece en la pequeña oficina de Torneo el 1 de octubre de 2014, que estaba perdida pero con ilusion. No, aqui fue muy diferente.

Seguramente sería un cumulo de cosas, problemas de algunos de los usuarios, gestorias y obligaciones fiscales... pero empece, y lo reitero, a encontrarme muy mal.

Pase dos dias llorando. Por la mañana y en la formación contenia mis ganas, pero llegaba a casa y no podia mas. La situacion me superaba, queria dejarlo todo, el Centro, el proyecto, la profesion. TODO.

Y entonces analizaba, pensaba y escribia: 

Cosas que tenía en la oficina: un lugar alejado de la cuidad y pooco conocido, solo 47 metros de sala diafana, hacia mucho calor, no podiamos dividir los grupos, no podiamos hacer estimulacion fisica, el baño era comunitario para todas las oficinas...

Cosas que tengo en el nuevo local: Mas de 100 metros, tres salas distitas, un despacho para mi sola, un baño para los usuarios, un office, un baño para las trabajadoras, un barrio mas centrico (Nervión), una plaza de aparcamiento donde podemos meter los dos coches... 

Y aunque era evidente, yo no lo veia, no era feliz, pense que tome una mala decision en mudarme, llegue a pensar que nos traería mala suerte el nuevo local... Un desastre.

Una noche, llegue a tener las pulsaciones en 114... Si por mi hubiera sido, me hubiera marchado de la cuidad en ese mismo instante. Es mas, lo estoy escribiendo y me estoy emocionando.

Hubo otro dia muy malo, durante una sesion con una familia, se que no lo supe gestionar, tuve la sensacion de que la familia no salio reforzada, nadie se dio cuenta, pero volví en mi coche llorando y asi me quede un rato. 

Pense en ese momento que no valía para la profesion, que el Trabajo Social no me merecia...

No llegaba a entender como consideraba la otra oficina mi casa, y en el nuevo local no podia estar ni siquiera sola. Me esforzaba por llegar antes y al final hacia tiempo fuera del local... 

Estaba mas abajo de eso que dicen tocar fondo. Nunca desde que cree el Centro me he visto asi...

Continue, segui, persegui, luche, deje que se vencieran mis ganas, segui, segui, segui...

Y no es que cambiara nada, es que cambie yo. 

Subia del fondo del pozo, me empoderé, y comence por lo más facil, estar con los usuarios y usuarias del Centro, gestionar su dia a dia y me vine arriba. 

Una tarde, (porque esta semana he tenido mucho trabajo) sola en la oficina esperando a las chicas para la formación empece a encontrarme mucho mejor. Comence organizando las fichas, y finalice dando una maravillosa clase con sus copitas correspondientes después.

He sido tan feliz esta semana, que ayer sali a celebrarlo. Me dijeron ¿que celebras? Pues que he sobrevivido a la montaña rusa que implica tener un negocio. 

Que nadie se equivoque, trabajaré para que no suceda, pero, lo mas probable es que vuelva a suceder.

Y que el mundo lo sepa, lo cuento para poder ayudarme, y sobre todo ayudar a otros. Cuando vengan estas rachas, dejarlas pasar... saldreis a flote.

Os dejo con la imagen de mi nueva casa, ahora si que me siento como en casa...


Y pido perdon a todo el que ha estado estos dias a mi lado y no ha sabido por lo que estaba pasando. Lo siento, es mi forma de hacer las cosas, sigo siendo timida y muy reservada. Los sueños y las ambiciones se quedan conmigo, los miedos y las inseguridades tambien. 






4 comentarios:

  1. Lo sacaras todo adelante porque lo mejor que pones es ilusión y ganas. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, ya voy saliendo del pozo. Ya te ire contado

      Eliminar
  2. Muchos ánimos guapa! Cuando se cae en estos breves pero profundos pozos, yo pienso siempre que saldré reforzado, y siempre es así.
    Es impresionante que hables de ello con esa naturalidad y cercanía, dan ganas de darte un largo abrazo. Ahí va uno virtual :)

    ResponderEliminar