miércoles, 31 de diciembre de 2014

Para el 2015

Que ya no queda nada para que sentados frente al televisor y con la imagen de la Puerta del Sol en Madrid, recibamos mas o menos entusiasmados al 2015, que por cierto me parece un numero precioso, y tengo un buen presentimiento...

En las redes sociales, en el famoso Whatsapp y hasta la gente de la oficina hace balance de este 2014. Yo personalmente no soy mucho de balances, ha sido un año bueno en algunas cosas y horribles para otras.Profesionalmente ha sido bueno, jamás pensé que podría dar un salto como el que di, marcarme mi objetivo y salir de un sitio donde estaba oprimida.

Si hablamos de lo personal, pues días buenos, días malos y días que mejor no decirlo, pero al fin y al cabo así es la vida. No busco la felicidad completa, prefiero los ratitos y de esos han habido unos cuantos.

El caso es que comienza un nuevo año y no le voy a pedir absolutamente nada sino, que yo solita, voy a ir construyendo poco a poco un camino que me lleve a la paz interior y el bienestar, disfrutando y apreciando lo que tengo, olvidando lo que nunca voy a tener y siguiendo muy presente mi pasado para no volver a caer en las mismas piedras.

Por eso en 2015 tengo el firme propósito de:

*Conocerme un poco más. Alguien que yo quería mucho y ya no está decía siempre que se tardaba una vida entera en conocerse a si mismo, así que voy a seguir construyendo mi vida, y adentrándome en quien realmente soy.

*Viajar mucho más. Tengo muchas ganas de más experiencias.

*Prometo, de verdad de la buena que voy a cuidarme. Con esto no quiero decir que me voy a apuntar al gimnasio (yo ya salgo a correr y hago ejercicio por mi cuenta), sino que de verdad que me voy a cuidar. Voy a regalarme tranquilidad, voy a saber desconectar del trabajo, de los malos rollos, de los recuerdos que duelen, voy a dejar los compromisos, voy a sonreír día si, y día también. Y todo esto lo voy hacer porque me lo merezco

*Voy a quererme, a dejar que la vida me sorprenda. Estaré más con mi familia, abrazaré a mi sobrino hasta que me de golpecitos en la espalda. Aprenderé mucho de ellos. Tendré los amigos que se corresponda con lo que les doy, a quien no, los expulsaré de mi vida sin ningún tipo de reparo.

*Sacaré adelante mi proyecto de emprendimiento social, y lo mejor de todo es que lo voy a disfrutar todo. No mucha gente, en Trabajo Social tiene la posibilidad de abrir un centro así, que obtengas experiencias, que conozcas a gente maravillosas, que veas como con tu trabajo creas bienestar...

*Voy a estudiar un poco más si cabe. Cuando deje de aprender estaré muerta. Necesito leer, ver, experimentar, crecer.

*Y lo que si prometo es volver a entradas menos personales, que esto no sea sólo un punto de desahogo sino un espacio para aquel que quiera conocer un punto de vista más.

*Me tengo también que poner al día sobre toooda la tecnología y como esta puede ayudar a una profesión como el Trabajo Social (quedan muchas cosas por descubrir).

*Y mi ultimo propósito, este si laboral, enfocar más el Trabajo Social de Grupo, creo que es el gran olvidado dentro del sector privado. (alguna entrada caerá)

Finalmente, ponerle a cada día pasión, y esperar lo inesperado...

Feliz Año 2015

Caminante, no hay camino,
se hace camino al andar



2 comentarios:

  1. Muchos propósitos y todos realizables, así que espero poder observar tanto aprendizaje y tanto por compartir. Un abrazo!!

    ResponderEliminar

Anónimos Infinitos

De todos es sabido que el mundo del Trabajo Social es muy amplio, pero también es verdad que estamos metiéndonos, yo creo que estamos ha...