La profesión de trabajo social promueve el cambio social, la resolución de problemas en las relaciones humanas y el fortalecimiento y la liberación del pueblo para incrementar el bienestar.

Blog Personal de Rocío Cáceres Damas, Directora y Trabajadora Social de Centro Atrade.

martes, 20 de marzo de 2018

FELIZ DÍA DEL TRABAJO SOCIAL.

FELIZ DÍA DEL TRABAJO SOCIAL.

Como ya casi que viene siendo habitual cuelgo mi agenda para visibilizar mi trabajo en Centro Atrade y mi función como Trabajadora Social.

9.00h Apertura del Centro. A veces cuando subo la persiana me acuerdo de todos los autónomos de todas las profesionales posibles. !Cuánto cuesta!

9.15h Preparación de todas las salas y material. Realizar la programación del día.

9.30h Llegada de los pacientes. 

10.00h Llegada de los últimos pacientes.

!Comienza la acción! Ya son 24 pacientes (límite de plazas). Tres salas a pleno rendimiento y todo el equipo en marcha.

10.30h Visita con una compañera Trabajadora Social de los Servicios Público. Coordinación y trabajo en red... Lo mejor para celebrar este día.

11.45h Los pacientes comienza a realizar descanso y su desayuno.

12.00h Visita de un familiar que viene a buscar información. Es el caso de su madre, 62 años, principio de Alzheimer. 

13,00h Se marchan los primeros pacientes.

14,00h Se marchan el resto de pacientes.

14.10h Toca ordenar y cerrar.


Y hasta aquí, después llegar a casa, descansar, salir un rato, hacer compras, disfrutar de su sonrisa y un cambio de vida de trescientos sesenta grados.

Otros años he estado también por la tarde. Ahora tengo el trabajo mas estructurado, solo trabajo dos tardes a la semana y disfruto un poco mas. 

Como sabréis por otras publicaciones a veces he estado enfadada con el Trabajo Social. Ya paso, incluyendo el enamoramiento inicial de la profesión.

Ahora disfruto de mi trabajo, de mis éxitos, de la vida. He entendido que dentro de la profesión hay magníficos profesionales y gente que son basura autentica. Evidentemente hoy es el Día de los buenos/as, los/las que se comprometen, de las personas que luchan con la única verdad de ser feliz. 


domingo, 21 de enero de 2018

Limpiar Escaleras

Dando vueltas por Internet me he dado cuenta que no publico nada desde hace casi tres meses, pero en Centro Atrade estamos viviendo un momento de avalancha de personas que se están incorporando al Centro. Ya mismo completamos las plazas (increible, impensable, muy gratificante).

Hace meses que llevo dándole vueltas a que publicar, lo tengo claro, lo que no se es bien como enfocarlo, por eso, haré igual que siempre, dejarme guiar por mis sentimientos...

Lo que vengo a contaros es como he llegado hasta aquí. Todo el mundo sabe que terminé Trabajo Social en julio de 2011, tras varios años en una asociacion de personas con Alzheimer, creé Centro Atrade. Podríamos decir que esta es la parte mas corta, la simple y la que habla exclusivamente del Trabajo Social.

A veces en alguna charla he contado abiertamente que no tengo titulo de la educacion secundaria. Hoy, y como el tema es largo, lo plasmo aquí con mucho más lujo de detalles.

Hice la etapa de infantil, primaria y secundaria en el mismo colegio. Cerca de casa, de indole religioso, la direccion la ocupaba una madre superiora que hacia a las niñas temblar. Ah eso, eramos solo chicas. 

No recuerdo con que edad empecé a escribir y leer, supongo que con cinco o seis años. Las letras b, p y d para mi eran lo mismo. Las m, n y ñ las confundía. Los cursos seguian y yo me quedaba con los "cates" de inglés, matemáticas y lengua. 

Ahí llegó mi calificación. No era un primor (asi llamaban a las chicas que aprobaban), era del grupo de las que no interesabamos. 

Evidentemente donde a un grupo de treinta y tres niñas se les mide por los aprobados, las rencillas eran normales. Como ya la autoestima estaba desgastada, que encima se metieran con una era el colmo. He de decir que de mi se reian, de otras compañeras tambien, pero ese, no era el peor de los problemas. Insisto, es que yo crecí siendo la eterna suspensa.

En mi clase ademas de esto pasaba que habia muchas hijas de... !Por dios!, no es un insulto, eran hijas de profesoras, conocidas, del quiosquero.... Ambiente más que hostil.

Pero esto solo era en primaria. En secundaria, como os imaginais es mucho peor. 

Os juro que me esfozaba. Una dia una compañera me dijo que es que no hacia ni el huevo... seria ella porque yo tuve toda clase de profesores, clases particulares, academias...  

Por simplificar os diré: curso de 4º de la ESO, 15-16 años, mes de octubre, me dice mi tutora que voy a repetir el curso. Ni siquiera me habia examinado del primer trimestre. ¿Cómo es eso? Dije yo, porque auqnue siempre me quedaban tres, al final las aprobaba. Ella me dijo, que para que yo tuviera más cultura, era mejor repetir y conseguir el titulo para poder limpiar casas y escaleras en una buena empresa. 

¿Cómo os quedais? Imaginaros como me quedé yo.

Pero es que ese año, vi algo muy desagradable, un profesor, de cuyo nombre no voy a decir, (solo habia dos profesores chicos), tuvo una conducta que si me llega acoger con la edad de ahora y mi experiencia no habria ocurrido.

Un dia estabamos en clase de tecnologia, que era una asignatura optativa. Evidentemente no se podia escoger, yo era del grupo de las suspensa e iba a tecnologia. Estaba sentada en primera fila, con mi compañera (sufridora como yo), de repente no recuerdo bien como, ese hombre da un golpe en la mesa, va hacia una de las compañeras repetidoras y le dice: "A mi me gustaria verte a ti con 15 años más, seguro estarás tirada en la calle". Maravilloso metodo educativo el de mi Colegio.

No repetí el curso alli, volvi a casa y dije que no.. Lo tenia claro, supe verlo con tiempo suficiente para matricularme en otro instituto. (Jamás conté en casa todo lo vivido, era tan pequeña que lo consideré normal).

El instituto al que fui no funcionó, demasiada libertad de salir y entrar de clase, pocas ganas las mias y convencida que estaba que no valía para estudiar. 

Pero la vida me cambió cuando, motivada por mis hermanos hice un programa de garantia social de Auxiliar de Oficina para gente que no tenia titulo de ESO, para lo que se decía entonces aprender un oficio. Lo realicé en el IES María Inmaculada, donde una monja, de ojos claros, venida de Almeria y con mucha vocacion de enseñar me dijo que seria capaz de sacar ese curso sin problemas. Tres sesiones tuve con una pedagoga, Cristina, que me enseñó a salvar las distancias de las letras que mezclabas y tambien técnicas de estudio.

En clase de mecanografía tuve a una monja tambien, esta era seria y yo el primer dia que cogí una antigua Olivetti, creí morirme. Se sentó a mi lado, no sonreia, pero me dijo: tranquila, a mi al principio tambien me costo, verás como aprendes rápido, yo te voy a guiar hasta que lo consigas. 

Metodo infalible. Motivación, buenas profesionales, sonrisas, unas sesones para trabajar la dislexia y vino todo rodado.

Como seguia pensando que no seria capaz de sacar una carrera cuando terminé este curso hice un Ciclo de Grado Medio de Comercio y Marketing y me di cuenta. Lo vi claro, yo ya hacia voluntariado, el Trabajo Social entró en mi para quedarse.

Hice el Ciclo, Bachillerato, Selectividad y ya conoceis la otra parte.

Los dos instituto que estuve fueron concertados y de índole religioso. No era la religión lo que impedia nada, era el método de cada colegio... Por cierto que Bachillerato de Humanidades lo hice en IES Murillo (público) y fue más que recomendable, todos sabian que conseguiria mi propósito. Saqué una nota muy sobrada en selectividad para entrar en Trabajo Social.

Mucha gente me dijo pasado el tiempo que porqué no lleve mi titulo de Trabajo Social a esos profesores que me dijeron lo de la buena empresa para ser limpiadora... Ya no me interesa. Ya no me interesa volver con rencor porque este ha desaparecido. La ignorancia es la mejor de las recomendaciones para estos casos.

Como habreis visto he sido muy educada, solo he peusto los institutos donde me fue bien, no voy a dar el nombre ni lo vais a ver ni siquiera en mi CV. Ya pasó. Las perdono, no eran buenas profesionales. A su manera me enseñaron que si no te gusta lo que haces jamás serás bueno en nada. Ni siquiera en limpiar escaleras.

¿Qué fue de mis compañeras? Pues las "primores" (asi llamaban a las listas como dije antes) habian sacado su prometedora carrera, unas trabajaban en los suyo (creo que una solo), las demas pues como podian. Ellas no recordaban que me insultaban, ni sabian que yo lo pasé mal, aunque se lo dije, al paso del tiempo me aburrí en sus quedadas, no conseguia integrarme (la que sea de ese grupo y no se lo crea que vea las fotos, veras como siempre estoy en una esquina), tuve una mala racha en 2014, con el negocio, pense que yo no lo sacaria adelante (aun vuelven los fantasmas de que yo no podré) y me alejé de todo. Tambien de esas compañeras... No es que me crea superior a ellas, es que aunque piensen que tenemos la misma educación yo de esa educación salí hace años luz y evolucioné por otro camino. 

Digo la educacion porque cuando faltaban unas al grupo se hablaban de ellas, yo tambien lo hacia, pero nunca dije que fueran mis amigas... (este tema, como no es mi asunto lo paso)

Insisto quise alejarme de todo, evidentemente quienes de verdad son mis amigos e inclusos muchos colegas de profesion siguieron ahí. Respetaron mi huida y mi necesidad de tiempo, analicé bien las cosas, a veces con consejos de profesionales. Y aquí estoy. 

Yo se que seguramente este post rulará en el grupo de whatsapp de estas antiguas compañeras, y que en sus quedadas hablaran de como estoy intentando adivinar por mis redes sociales.  

Un saludo afectuoso a todas ellas...

 

 




miércoles, 6 de diciembre de 2017

El hombre que ya no soy

Me permito el lujo hoy de no hablar de trabajo social... o si... no lo sé. El caso es que vengo a recomendaros un libro, que no es de trabajo social ni de un trabajador social.

Me apasiona leer, me hace sentir más libre, y un buen día, cuando aún era estudiante, me pasee por las estanterías de la Biblioteca Infanta Elena hasta dar con un libro de Salvador Navarro, el autor de la novela que os voy a recomendar. 

Salvador Navarro es sevillano e ingeniero en la casa Renault, sin embargo escribe novelas de marcado corte psicológico y social.

Mi recomendación es su última novela, El hombre que ya no soy. Sucede en Sevilla, y mezcla dos historias, drogas y venganza.

No os voy a destripar nada, pero es interesante conocer que detrás de todo ese mundo turbio y desgastado, se observan almas de sensibilidad extrema y necesidad de ayuda. 

Pero de toda la novela, la trama, los personajes, la descripción de la cuidad de Sevilla, me quedo con un personaje que se llama Alfredo, es catedrático de la Universidad en la rama de filosofía y tío por consanguinidad de los protagonistas. Además es homosexual y en una de las conversaciones con otro personaje afirma:

Los homosexuales, muchos de nosotros, cargamos con esa cruz de resguardar nuestras vidas personales como témpanos de hielo, porque a la mayoría de la sociedad le incomoda pensar que tenemos vida emocional propia, se limita a tolerarnos, que verbo más feo

Gran verdad! La sociedad se limita solo a tolerar en la mayoría de las ocasiones sintiéndose además bien por ellos, unos modernos, esa frase tan descastada de: “Yo tengo muchos amigos gais”.

Y la tolerancia, esa palabra vendida de “te respeto pero no me remango a tu lado para luchar por tus derechos”… Cuando son los derechos de todos y todas. La sociedad no debería dividirse, sino contar con el respaldo suficiente para toda la sociedad. Que fueran derechos reales no tolerados, sino aceptados y conseguidos por todos.

Parece que para aprender y reflexionar están los ensayos y textos científicos y aquí va un sevillano a dar contundencia y hacer reflexionar con una novela. Pura y sencillamente novela.

Os la recomiendo por la fuerza psicológica de sus personajes, la inmensa carga social que conlleva la trama, la facilidad para pensar que eres uno de ellos, para conocer lugares sevillanos y para aprender que los sentimientos deberían de estar siempre por delante de quienes somos cuando salimos a la calle a dar lo mejor de sí.


viernes, 27 de octubre de 2017

Sobre el XIII Congreso Estatal de Trabajo Social

Todo el mundo está dando su opinión y yo no me podía quedar atrás. Hace ya una semana que más de mil colegas nos reunimos en Mérida para compartir un Congreso mas.

Tras el buen regusto que me dejo el de Marbella, iba con ilusión a este Congreso y pasado unos días no ha decepcionado. Aunque es cierto que lo he vivido distinto... pero vamos por partes.

Las tres ponencias marco fueron una genialidad. Me gustó Teresa Matus por la contundencia con la que defendió el Trabajo Social y la idea esa de hay que destruir para volver a construir. 

Después vinieron las ponencias de Christian Felber y Samir Nair. Esta ultima me gustó especialmente. Por mi trabajo diario no conocía tantos datos sobre inmigración, además supo mantener la atención en todo momento. Casi me gustó más como contestó a las preguntas que la propia ponencia.

Todo un acierto los tres ponentes. Todo un acierto los tres temas.

Pero hablemos de lo que no me gustó: LAS COMUNICACIONES. No recuerdo el numero de ellas pero era abismal. Imposible llevar el ritmo. Me pasaba que algunas eran realmente buenas, pero otras, sumidas en la lectura de un power point me llevaban a elucubrar que habría que inventar otro sistema para escoger estas comunicaciones. A veces el tema era interesante, pero un muermo de presentación. No sabemos comunicar (de esto hay que hacer una entrada aparte) 

Si tengo que destacar que de lo que más me gustó mas fue sin duda, el espacio de ParticipArte. !Que idea tal genial mezclar arte (en este caso literatura) con Trabajo Social. Por cierto enhorabuena a la ganadora, y al resto también.  Todos eran textos de gran calidad. 

Sin duda, y siendo sincera, de lo que más disfruté fue del encuentro con la BlogoTSfera. 

La imagen puede contener: 16 personas, personas sonriendo, personas de pie e interior

Fue ameno, divertido, pasó el tiempo volando y hubo mucha más gente de la que esperábamos. Las preguntas fueron muy acertadas y hubo hasta debate!

Hay mucha calidad en este grupo, yo aun me pregunto como me dejan participar ;p

Como siempre, y como ya pasó en Marbella, lo mejor es los extras que trae el Congreso. La cena de gala, la fiesta (ejem, ejem), las comidas y cafés..

Agradecer de forma infinita la inauguracion en el Teatro Romano y la voz de Sole Gimenez repartiendo sensibilidad. Fue un momento mágico.

Es curioso, cuando era estudiante participé en un Congreso, cuando trabajaba para una entidad fui al Congreso de Marbella, como empresaria - emprendedora he venido a Mérida....

¿donde estaré dentro de cuatro años? 

La imagen puede contener: 3 personas, personas sonriendo, interior




miércoles, 2 de agosto de 2017

Lo conseguiremos!

Hace mucho que no escribo, que no me siento aquí a contar mis historias, ni mis pensamientos. Cualquiera podría pensar que estoy perdida, que me va mal o que se me acabaron las palabras...

!Nada más lejos de la realidad!

Sobre finales de abril me pasó que me entró mucho trabajo y cuando llegaba a casa solo tenia ganas de ver sonrisas, al final nunca me ponia, pero ahora que estoy de vacaciones he decidido escribir una entrada nueva.

Ya sabeis que no escribo nada cientifico, ni nuevo, a veces no tiene nada que ver con el trabajo social, soy asi de descarada, uso esto solo para desahogarme, para mi, y de paso hay gente que lo lee. Sus motivos tendran quizas a veces les ocurre lo mismo que a mi...

El caso es que hoy he dado una ultima clase antes de vacaciones. A veces me siento una preparadora inutil, como decirle a esas chicas deseosas de un trabajo que le de la dignidad de trabajar de su vocación, que la vida en esto del Trabajo Social está muy complicado. (Aunque ellas ya lo saben)

Seguramente lo conseguirán y si no es porque algo mejor estará para ellas. Ultimamente solo tengo una premisa, volver a casa y disfrutar de todo lo que tengo. Es cierto que estoy en un buen momento, pero creo que lo que tengo es serenidad y madurez.

Jamás sabré agradecerle a Centro Atrade todo lo que estoy aprendiendo de él. Vuelvo la vista atrás cuando con más miedo que ganas alquilé la pequeña oficina en el Parque Torneo, y no me creo lo que tenga ahora.

Yo no es que sea mejor que nadie, lo unico que me considero es un poquito trabajadora, y sobre todo constante. Yo a veces creo que soy de esa gente que se dice que tiene suerte, pero muchas han sido las noches que he llegado a casa llorando, hecha un ovillo en manos de la asiedad. No crean que ya lo he superado, muchas veces me viene el miedo y la incertidumbre de saber que el mundo es un lugar triste, desalmado y feroz (solo en ocasiones).

Si tengo poco o mucho solo me lo debo a mi. Pero la autoestima, caprichosa, me hace pensar que no estoy dando todo de si, y vuelven los fantasmas que se disipan cuando entro por la puerta y veo a todos trabajando y formando un equipo.

(tengo que parar para llorar)

Lo voy a conseguir, y mis alumnas tambien, (las que sean suficientemente maduras para verlo) saldremos adelante, por que sabremos buscar esos ratitos que nos dan la vida, por que sabremos valorar todo lo que tenemos, por que sabremos entender que la vida no se resume en aprobar un examen o sacar un negocio adelante. La vida es algo mas que eso. Es mirarse al espejo y jurar disfrutar del momento aunque no sea del todo el bueno.

Llegará el momento en que digamos, lo hemos conseguido.  Y si no habrá merecido la pena el camino recorrido porque nos habrá llevado a otro lugar, y al final no se sabe donde está la meta.

Cada dia estoy mas orgullosa de lo que soy, de lo que tengo, y sobre todo de la gente que tengo. Ellos/as son mi salvavidas, lo unico por lo que merece luchar en esta vida.

Felices Vacaciones !!!




viernes, 28 de abril de 2017

¿Cómo hacer un buen plagio?

Me pasó un día a la vuelta del trabajo. Eran las 21 horas, llegaba a casa después de 12 horas fuera y pensaba meterme directamente a la ducha. Pasó que recordé que no había enviado un correo a una alumna con un temario pendiente....

Abrí el ordenador, el email, el Facebook y BOOM, sorpresa... Me han plagiado y para demostrarlo tendría que meterme en un jaleo bastante importante.

Pedí ayuda a otros compañeros/as ¿Lo tienes registrado? -Si, Si. Pero ¿merece la pena? Seguramente habrán cambiado lo suficiente para que demostrarlo sea más difícil.

El caso, es que, ¿no tenemos ideas propias? Avisando y hablando de este problema con otros compañeros/as emprendedores me doy cuenta de que a la mayoría les han pasado. Ademas es tan descarado que me he inspirado para hacer esta tontería de escribir.

Por ello, hoy lanzo unos consejos básicos sobre como hacer un buen plagio.

1. Si vas a plagiar un curso, cambia al menos el cartel y ponlo pasado un tiempo. Me pasa que no hace ni seis meses di un curso para una entidad, esta entidad con distinto nombre saca el mismo curso... Consejo: deja al menos un año de diferencia y cámbiale el nombre lo bastante para que no se parezca nada. 

2. No todos valemos para todos. La idea de un compañero/a puede ser muy buena, y dar mucho dinero, pero ten en cuenta que quizás no sea el servicio donde tu puedes sacar mas partido. Si no eres bueno es cuestión de tiempo que se den cuenta. Consejo: si nunca has ejercido el servicio que vas a ofrecer... es cuestión de tiempo que la gente se de cuenta de tu inexperiencia,

3. No hables mal de los demás. Si haces mal las cosas, y creas disputas con todo el mundo la gente se dará cuenta. No tienes una mano negra, la mano negra eres tu. Puedes tener un problema con un compañero/a con afán de protagonismo pero si te pasa con todo el mundo, el problema, insisto, eres tu. Consejo: Cuida bien a tus contactos, la gente empieza hablar mal y eso corre como la pólvora.

4.Ten en cuenta que si la persona que vas a plagiar tiene una carrera profesional y un cierto reconocimiento es mas fácil que salte la libre del plagio y se den cuenta. Consejo: si estas en la misma cuidad haz cosas distintas, crea, inventa, prueba...

5. No te confíes. Te va a salir bien, pero no dura de forma eterna. Podrás plagiar una vez, dos, pero todo tiene su limite. Si no sirves para esto se te acaban las ideas que plagiar,. Consejo: lo mismo de antes, crea, inventa, prueba...

Es curioso porque los malos compañeros/as tienen suerte. La gente que no va con la verdad, que engaña, trapichea... tiene suerte y consigue las cosas.

Esta gente que me han plagiado en varias ocasiones y no voy a decir lo que han hecho, como dije en una entrada esta no es mi guerra, pero seguro les saldrá bien. Tienen la suerte esa de "la mala gente", los que llegan y besan el santo, las que falsean cosas y lo consiguen, las de más sabe el diablo...

Yo no la tengo. Todo lo que tengo es construido día a día con mucho esfuerzo y con amor. Eso si que tengo una inmensidad chiquitita de poquita gente pero que me quieren mucho, a veces demasiado. Eso y mi esfuerzo para conseguir todo lo que me proponga.

No les deseo que le vayan mal. Al contrario, espero que todo le vaya muy bien y que con el tiempo le hagan lo mismo. Esta es la única manera de aprender.

Al que le haya pasado, que me consta son muchos. Paciencia. La vida te pone en tu sitio tarde o temprano.

Agradezco a todo el mundo las muestras de apoyo y cariño. Me han llegado de los sitios mas insospechados.

Yo continuo mi camino, agradeciendo a la vida que la gente quiera ser como yo, lo malo es que solo ven la punta del iceberg... pero ya se darán cuenta.

Podéis copiar las ideas, pero el talento JAMÁS.


martes, 21 de marzo de 2017

Día del Trabajo Social

!Feliz Día del Trabajo Social a todos y todas! #DiaTS

Día para reivindicar, para visibilizar, para apoyar y poner un poco mas en valor el trabajo que muchos hacemos diariamente.

Como el año pasado publiqué mi agenda y a muchos le gustaron, (sobre todo a quien no había ejercido) hoy, un año después sigo con mi particular forma de visualizar la profesión... ahí... va

7.45h Despertarse, arreglarse, desayunar... (que suerte no es muy temprano)
9.00h Empieza la jornada de trabajo. Abro el Centro, recojo un poco, barro, reordeno las mesas.
9.15h Leer correos y contestar. Para que os hagáis una idea, recibo unos 4 correos diarios de CV, muchos de trabajo social.
9.45h hasta las 10.20h llegada de usuarios del taller, Se les pregunta como están, se les van sentando, viendo lo que hay programado.
10.30 a 14.00h dan lugar los talleres cognitivo, Aquí tengo que supervisar la tarea diaria, ver como hacen determinadas pruebas que les hacemos a diario. Como todos los días 21 hay que recoger todas las fichas que han hecho durante el mes.
Las fichas están clasificadas en las cuatros áreas cognitivas mas importantes: lenguaje, gnosias, calculo y praxias. Miro que estén todas corregidas voy anotando que área deben trabajar mas o si hay que subir o bajar el nivel.
Me gustan estas revisiones porque lo hago con mis alumnas en prácticas, que dicho sea de paso, están aprendiendo mucho y evolucionando. Algunas podrían llevar solas el taller.
Todo este trabajo lo combino con contestar a las llamadas, mirar la contabilidad, preparar la facturación de este mes, contestar dudas de las alumnas, publicar en las redes sociales el trabajo, atender a las llamadas de los familiares (esto es siempre prioritario).
A las 14.10h ya no hay nadie en el Centro. Se han marchado los usuarios (algunos con transporte, otros viene la familia y algunos se van solos)
Aprovecho y siempre que puedo vuelvo a casa a comer.
15.15h a 17.00h. Esta hora que podría ser de descanso yo la uso para ir preparando las clases. Esta semana tengo clases, lunes, martes, miércoles y sábado. 
A las alturas de preparación de oposición que están mis alumnas, todas las tablas, resúmenes y test que hagan le vendrán muy bien. Llevan un año preparándose y algunos exámenes aprobados. 
17.30h. hasta las 20h da comienzo la clase de los martes. Estas chicas empezaron algo mas tarde por lo que el ritmo es frenético. Hoy toca ver Seguridad Social, las tipologías de prestaciones. 
20h. Terminan las clases, reordeno un poco las salas, programo las actividades del Centro del día siguiente e intento organizar un poco mi agenda. Aquí algunas veces me acuerdo de mi colega Nacho Santás y sus programaciones.. pero en emprendimiento es difícil tener una programación cerrada, como te ocupas de todo una llamada de un familiar puede atrasar todo el trabajo.
21h Por fin en casa, ducha, cena y a la cama. 

Es un lujo poder celebrar este dia ejerciendo mi profesión desde hace ya cerca de 6 años. Experiencia acumulada en varios lugares y tipos de trabajo. Experiencia consolidada en Centro Atrade. 

Gracias por tanto que me ha dado la vida...

Y a quien no lo esté ejerciendo PACIENCIA y a seguir... todo llega.

Mis alumnos en prácticas y yo en Centro Atrade